Sábado 23 de Septiembre del 2017
EMBAJADAS / 18 OCT 2016

La República de Azerbaiyán celebra la restauración de su independencia

La República de Azerbaiyán celebra los 25 años de la restauración de la independencia.

Se cumplen 25 años desde que la República de Azerbaiyán en calidad del sucesor de la República Democrática de Azerbaiyán restauró su independencia el día 18 de octubre de 1991. Recibir como los símbolos patrios a la bandera, el himno y el escudo de la primera república democrática del Oriente musulmán y celebrar el 28 de mayo como el Día Nacional es una clara manifestación del respeto y alta estima de la República de Azerbaiyán hacia la República Democrática de Azerbaiyán y hacia su Declaración de Independencia firmada en 1918.  Durante siglos nuestro pueblo vivía soñando con independencia mientras integraba parte de distintos imperios y grandes estados en diferentes periodos del tiempo. Sin embargo, este pueblo ha logrado preservar los componentes que forman la esencia de la existencia nacional de cada pueblo- su idioma, sus valores nacionales y tradicionales y su cultura, haciendo su aporte al patrimonio cultural del mundo. La restauración de nuestra independencia nos reunió bajo una ideología que nos permitió ser un sujeto del derecho internacional y construir un estado democrático, del derecho y secular.  El pueblo de Azerbaiyán puede sentirse orgulloso por todo lo que ha logrado cumpliendo sus sueños en todos los aspectos durante el proceso de construcción del estado en los últimos 25 años. Gracias a nuestra política interior y exterior nuestro estado ha fortalecido, nuestra economía ha crecido y la cultura ha enriquecido. Hoy, la República de Azerbaiyán independiente es el orgullo de cada ciudadano nuestro y de cada compatriota que vive en el exterior.  En 1991 cuando daba sus primeros pasos en el camino de la independencia, Azerbaiyán atravesaba una crisis política, económica y social. Al mismo tiempo, el país se enfrentaba con la política de limpieza étnica de Armenia contra azerbaiyanos y con el problema de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán. Solo con el regreso al poder de Heydar Aliyev en 1993 y gracias a su sabia política se ha puesto fin al peligro de destrucción del país, a las tendencias separatistas y a la guerra civil, garantizando la unión del pueblo. Con la estabilidad social y política, el cese de operaciones militares y con la firma del “Contrato del Siglo” se ha creado el terreno para reformas más amplias.  Hoy en día, en el país funcionan diversos partidos políticos, organizaciones sociales y numerosos medios de comunicación, se garantizan la libertad de consciencia y de expresión y principales derechos y libertades de los ciudadanos, se han establecido los sistemas electorales y judiciales independientes, que son los indicadores de una atmosfera democrática que se ha formado en el país durante los años de independencia. Los éxitos obtenidos sirven para fortalecer nuestra independencia y son importantes para poder cumplir con los objetivos del desarrollo declarados por la ONU. Junto con cumplir con la estrategia estatal de petróleo, durante estos años en nuestro país se llevaron a cabo importantes proyectos en materia de la creación de bases de una economía moderna, de las reformas agrarias, del desarrollo de negocios, de la construcción del sistema financiero-bancario y para garantizar la protección social de la población. Finalizando con éxito el periodo de la transición, nuestro país logró aumentar el volumen de su economía y hoy tiene una economía comprometida con los principios del desarrollo, con una fuerte infraestructura y capacidad del desarrollo.  Hemos llegado a un nivel económico positivamente evaluado por las prestigiosas organizaciones internacionales, aun en difíciles condiciones por las consecuencias del conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán.  Uno de los ejes de la política exterior de Azerbaiyán está dirigido a la solución pacífica del conflicto según las normas y principios del derecho internacional. A pesar de las resoluciones y decisiones aprobadas por todos los países y entidades internacionales, la posición no-constructiva de Armenia todavía no permite llegar a un acuerdo de paz.  Azerbaiyán independiente ha logrado avances importantes en el desarrollo del sector energético. El oleoducto Bakú-Tiblisi-Jeyhán, el gasoducto Bakú-Tiblisi-Arzurum y otros proyectos estratégicos de gran escala llevan los recursos energéticos de nuestro país a los mercados mundiales y también garantizan la seguridad energética de Europa. La apertura de zonas industriales, el incremento de la potencia industrial de otras ciudades también junto con Bakú, la construcción de parques tecnológicos y agrarios han contribuido al rápido desarrollo de las regiones. Se ha garantizado la seguridad alimentaria de nuestro país, se han hecho grandes inversiones a la agricultura y al desarrollo de la infraestructura respectiva y se han tomado medidas importantes para aumentar la capacidad de exportación de los productos de alimentación y otros.  Con el comienzo de la era post-petróleo Azerbaiyán efectúa serias reformas en todos los ámbitos de la economía. En el país se reconstruye la red de carreteras y de transporte, se moderniza el transporte de ferrocarril, se están formando los corredores del Norte-Sur y del Este-Oeste. Además de capital, en las regiones también funcionan los aeropuertos y un puerto marino que cumple con estándares modernos.   Se llevaron a cabo grandes trabajos con el fin de desarrollar los sectores humanitarios según la estrategia de trasformación del capital petrolífero al capital humano. Se ha mejorado el sistema de educación. La cultura azerbaiyana se hace presente realizando proyectos tanto dentro del país, como en el exterior.  La infraestructura de nuestras ciudades y regiones se moderniza. Hoy, Bakú se ha convertido en una de las hermosas ciudades del mundo y se valora como un claro ejemplo del desarrollo armónico de la arquitectura histórica y moderna. Toda esta infraestructura creada, los nuevos hoteles que se inauguran y los trabajos de construcción y restauración en las regiones abren un camino de grandes perspectivas para el turismo.  La política de juventud se ha llevado a cabo con éxito durante los años de independencia. La participación de la juventud en la vida política, económica y socio-cultural es amplia con cada día. Los logros de nuestro país en el ámbito deportivo es un testimonio del estilo de vida saludable de la juventud. Las medallas que ganaron nuestros jóvenes en distintos campeonatos y juegos olímpicos, su alto rendimiento en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 y sus logros durante los Primeros Juegos de Europa se han grabado en nuestra historia deportiva.  A nivel mundial el prestigio de Azerbaiyán fortalece con cada año y ocupa su lugar merecido entre los países del mundo. Los eventos internacionales de alto perfil - cumbres, foros, exposiciones, competiciones son un ejemplo de la confianza que ganamos en el ámbito internacional. 

Durante 25 años el pueblo de Azerbaiyán ha atravesado un camino excepcional dentro de un estado soberano, basándose en la determinación de sus tradiciones, el potencial creativo, patriotismo y constructivismo.