Sábado 29 de Abril del 2017
ID WOMAN / 25 NOV 2016

LA FIEBRE DE LAS ARGENTINAS

Un proverbio malicioso dice que muchas mujeres no envejecen, se hacen rubias. Millones de ellas invierten tiempo y dinero para teñirse de un tono -del castaño claro al platino que ya no distingue clases ni territorios, ni ideologías: es mucho más que una moda.

Yo como estilista argentino con nombramientos artístico y embajador de una marca de Barcelona, contradigo totalmente este proverbio y la llamo “LA FIEBRE DE LAS ARGENTINAS” La pasión por las mechas, los rubios y los platinados.

Pese a la genética, los costes y el triunfo de bellezas nativas y tan morenas como Karina Jelinek, el tener el cabello rubio sigue siendo una aspiración de millones deArgentinas.

Jodidos los estilistas que no se lleven bien con el decolorante en argentina porque la que no quiere rubio al menos desea una iluminación,  y mejor ahora para toda las argentinas el furor del (HairContouring)  ese efecto es aclarar el contorno del cabello lleven el tono que lleven, claro está que los cabellos oscuros solo se aclaran apenas un tono y esto de la la delicadeza que corresponde. La cuestión es que en argentina siempre pega la tendencia que signifique aclarar” la fiebre de las Argentinas y de los argentinos?

Hace unos 25 Años:

El rubio fue un símbolo inicial de estatus para aquellas mujeres que querían demostrar que tenían acceso a productos de color, implicaba diferenciación, pero ahora las cosas han cambiado y es más una seña de identidad que una voluntad de demostrar estatus.

Comenzó con los reflejos con gorra y no paro hasta hoy!! Ha habido infinita cantidad de técnicas. Mechas con papel, decapage, transparencias, pach, baby light, desgastes, californianas, platinados, ahora los platinados más plata o silver que son más osados y el amigable haircontouring porque va en todos los tono y largos!

--------------

Es la culpa de los caballeros que las querían rubias? Miren como comenzó todo?

Te dejo un Interesante estudio:

Este nuevo hábito responde a una vieja idea: los caballeros las prefieren rubias. Un concepto que avalan estudios de mercado y controvertidas teorías como la del antropólogo Peter Frost. Este canadiense, estudioso de la trayectoria del color del cabello, los ojos y la piel de los europeos, cree que la evolución del rubio en este continente se debe más a un proceso que él denomina de “selección sexual” que a la genética. Su teoría nos lleva a la fase tardía de la era glacial en Europa, hace entre 13.000 y 10.000 años, cuando los hombres escaseaban ya que eran diezmados por las fieras en sus expediciones de caza. Como la poligamia no era frecuente (los hombres, al habitar en zonas poco adecuadas para que las mujeres recolectaran comida, optaban por una familia), la competencia por conseguir pareja era feroz. Y, entre tantas mujeres para escoger, asegura Frost, las que sobresalían eran las rubias de piel y ojos claros.

Por Leandro Toscano Dueño y creativo de Toscano Hair